Capítulo II: Puzzle

need you dream you find you taste you fuck you use you scar you break you

– Nine Inch Nails

Roberto fue una vez niño, y cuando lo era, le gustaba jugar con fichas de dominó, colocar cada una sobre su base, separadas equitativamente, trazar caminos y observar lo que pasaba al derribar la primera contra el resto. Creció, se convirtió en hombre. Ya no había fichas de dominó, ahora había libros, ciencia y música. El tiempo había traído consigo cosas que a veces parecían demasiadas. Se encontraba tan tranquilo que la aventura peligraba; fue entonces cuando se dio cuenta del rompecabezas a medio armar que yacía sobre el piso; parecía inmenso, abandonado por la pereza de quien lo había empezado. Roberto sonrió. Se quitó los zapatos, se sentó en el suelo y empezó a unir las piezas con una destreza que nadie presenció.

El tiempo pasó de manera fugaz. Empezaba a oscurecer, sus pies estaban fríos y la sonrisa se había desvanecido de sus labios. Entre pulgar e índice sostenía la última pieza, observó su ausencia en el rompecabezas, que, a pesar de estar casi terminado, parecía carecer de sentido: colores y formas chocaban entre sí como un caos en armonía. Roberto suspiró, se sentía decepcionado, alcanzó la caja del rompecabezas que se encontraba bajo una silla, arrojó dentro de ella la última pieza, desarmó todo en lo que pareció durar un solo segundo, y lo metió en la caja. Tras cerrarla, se puso de pie y caminó a su habitación.

Acostado sobre la cama miraba hacia el techo, no pensaba más en el rompecabezas. Esperaría al otro día para adquirir un nuevo dominó.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s