Kopfkino

Juliette se fragmenta, Juliette respira, Juliette piensa. Juliette sonríe: lo hace con los ojos. Juliette llora: lo hace con los labios.

Juliette ama, Juliette detesta, Juliette disfruta, Juliette vive, Juliette suspira, Juliette viaja, Juliette habla, a veces recita.

Juliette imagina, Juliette sueña, Juliette desea, Juliette extraña, Juliette corre, Juliette vuela, ohne Scheiße, ella vuela.

Juliette dibuja, Juliette planea, Juliette mira, Juliette parpadea, Juliette cae, Juliette se tira, Juliette se ríe, Juliette permanece, Juliette se levanta.

Juliette cura, Juliette escucha, Juliette cambia, y cambia de nuevo, y sigue siendo hermosa.

Juliette quiere, Juliette teme, Juliette gira, Juliette odia, Juliette crea, Juliette resiste, y a veces cede. Juliette da, Juliette grita, Juliette emite,

– ¿Qué cosa?

– Luz.

– Luz…

– Luz que no molesta.

– Luz que no duele.

Juliette respira, respira cada vez menos profundo, respira cada vez más rápido. Juliette no acepta, Juliette no quiere, Juliette despierta.

Juliette no existe.

Tiene Trastorno Bipolar tipo I. Ya ha perdido la cuenta de las veces que alguien -sin tener una puta idea de lo que habla- opina y asegura que no necesita medicamentos: “la industria farmacéutica inventa lo que sea con tal de sacarnos dinero”. Antes se molestaba en dar explicaciones y argumentos, ¿Por qué gastaría tanto en tabletas, electrocardiogramas y laboratorios de control? Pero la ignorancia dejó de provocarla, ahora sólo la aburre, así que no discute, remoja sus labios y mira en otra dirección tras parpadear lentamente. A veces sonríe (con los ojos) mientras recuerda alguna de las cosas que ha hecho en uno de esos episodios maníacos.

Es por eso que Juliette tiene Trastorno Bipolar tipo I. TIENE, y no “padece de”. A lo mejor es porque su cuerpo es lo suficientemente hermoso para caminar desnuda de regreso a casa, congelándose e ignorando las miradas que se empeñan en vestirla, todo tras despertar a las seis de la mañana a la orilla del río. Es delgada, su cabello llega al hombro, es rojo y lo acomoda siempre a un lado, sus ojos son verdes y a veces demasiado expresivos para su propio bien. Muy delgada, muy pequeña, muy hermosa, pero la manía pareciera regalarle al menos veinte centímetros a su estatura. Su voz cambia, su confianza en otros desaparece y su fuerza es mayor que la del padre de su hija, quien de alguna forma soporta todo pero en secreto quisiera irse. Es cruel que lo único que despierte su interés sean esas peleas contra la mujer que no es su esposa y de quien se ha enamorado. Él intenta detenerla siempre, y Juliette gana casi siempre, logra escapar y termina saltando al río desde puentes famosos.

Hace tres días que Juliette se extravía en los autobuses. La primera vez terminó en un concierto de campanas que la llenó de melancolía y la vació de lágrimas. Campanas sin escrúpulos, inconscientes, inoportunas. ¿Por qué cuando lloramos no nos gusta que nos vean, pero cuando alguien llora nos gana el impulso de voltear a verle? Y además, hipócritas, volteamos apresurados en la dirección opuesta y continuamos con nuestro camino. Por eso Juliette esperó a dejar de llorar, a que se fueran todas las personas que la habían visto, y a que su esposo la llamara al darse cuenta de que no estaba en casa. Deseó más que nunca la inmortalidad de algunas emociones y la ausencia permanente de otras. Y es que Juliette es un caos, el caos más dolorosamente hermoso que ha existido.

Un hermano de trastornos -que no tuvo la misma suerte que ella- la observa sin saber si se trata de la realidad o de la mente rota, él acaricia al perro negro que yace a su lado y le susurra al oído: ¡mira ese huracán rojo, como atrapado en la calma! Ese que va caminando bajo el sol de invierno.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s